flor de primavera

Primavera, spring, printemp…..da igual el idioma, el sentimiento es universal. Después del duro invierno, la llegada de la primavera nos refresca, alegra nuestra rutina y nos anima a llenar la casa de color y alegría, salir de la monotonía de los días grises, dentro y fuera de casa.

¿Y cambio puede ser más drástico, más rápido y más natural que llenar nuestra casa de flores? O plantas. Porque tanto unas como otras son necesarias para dar el toque de “vida” en cualquier ambiente.

Sin ellas, una decoración es como una naturaleza muerta, un bodegón, algo estático, sin vida. Cuando hagamos nuestro estilismo debemos incluir flores ó plantas. Y ya no vale decir: “¡uy, es que a mi las plantas se me dan fatal!

Porque ya no hay excusa.

Primero, porque hay miles de profesionales que pueden ayudarte a escoger las plantas más adecuadas y crear para tí un diseño floral único y adaptado a tu estado de ánimo, gusto, casa, jardín, etc. Por supuesto,puedes acudir a los expertos en las floristerías, seguro que has pensado en ellos. Pero no son los únicos. Considera también la ayuda de un decorador de interiores que puede ir más allá y ayudarte a que se integre con éxito en la decoración de la habitación correspondiente, equilibrando el resultado en su justa medida.

Segundo, porque las floreas y plantas artificiales permiten diseños únicos y especiales, muy creativos, que jamás encontrarías en el mundo real y los diseños sencillos son muy fáciles de hacer. No hace falta ser un artista consumado

Hasta la persona más inexperta puede conseguir un centro de mesa más que decente utilizando flores artificiales porque mantienen su aspecto hagas lo que hagas. Cuanto mayor es la calidad, más natural y realista el resultado.

Las flores artificiales nos garantizan dar ese toque de vida en nuestras casas, resolviendo el problema sin tener que preocuparos por su mantenimiento. ¡Inversión garantizada y amortizada al cien por cien!

Con poquito esfuerzo y algo de imaginación, podemos hacer que la habitación tenga toques frescos y refrescantes, renovadores como la primavera misma. ¡Deja que entre en casa!

firma Lucia Canterano